Café afilándose las uñitas...